Hay tantas historias de novias que pierden la calma cuando planifican sus bodas. Gracias a los reality shows de televisión, la producción de un video de boda requiere mucho tiempo para los preparativos, la atención a los detalles, por lo que, como camarógrafo de bodas, debe mantenerse profesional y mantener la calma hasta el final del trato. Tener una buena cámara de video no lo convierte en un camarógrafo de bodas exitoso y rentable. Gracias a los avances en tecnología digital, la calidad de los videos se ha mejorado dramáticamente para que un video de boda realmente pueda capturar el espíritu y la magia del gran día. Pero el hecho es que necesitará mucho más que una cámara para obtener buenos resultados y un producto creativo.

Uno de los principales errores que veo que hacen los camarógrafos ambiciosos al mostrar su trabajo es que son simplemente un espectáculo para demasiadas personas. Seamos realistas: un video de boda es aproximadamente 90 por ciento aburrido y, a menos que haya cosas allí, para evitar este cliché, deberá conocer a la novia y el novio y comprender sus preferencias reales. Muchas parejas tienen sus aspectos inusuales del gran día, así que deja que su singularidad influya en cada aspecto del video de la boda. Es posible que haya producido cientos de videos de bodas, pero para esta pareja, su boda es un evento único.

Edite en consecuencia. Debe agregar un delicado equilibrio entre los vestidos y las flores de las damas de honor, por ejemplo, y dibujar este esquema de color al editar sus títulos y fondos. Tenga esto en cuenta, ya sea que la boda sea formal, retro, oriental o tradicional, elija sabiamente desde las fuentes hasta la música para reflejar el aspecto personal y el ambiente del evento.

Con un video de boda, no siempre es posible tener un plan exacto, por lo que debe educarse constantemente. Como camarógrafo de bodas, su objetivo más importante es mantenerse al día con la tecnología, el estilo y la técnica actuales. Dependiendo de su rutina de trabajo, se recomienda pasar al menos tres horas a la semana leyendo tutoriales, probando un nuevo software y jugando con nuevas ideas y técnicas. No solo te mantiene al día, sino que también te da una nueva inspiración y mantiene tu trabajo divertido. Siguiendo este consejo, obtendrá más experiencia usando su videocámara para que se sienta más cómodo en la fiesta de bodas entre los invitados.

El negocio de los videos de bodas puede ser mucho trabajo, pero encontrará que también puede ser muy rentable. Así que recuerde tomarlo en serio, pero, lo más importante, ¡diviértalo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here